El libro llena con su relato los episodios históricos, muchos de ellos ignorados pero que el autor recrea, que se dan en la época en que vive su personaje y lo hace aparecer con tres Papas: León X, Adriano VI y Clemente VII; con dos emperadores otomanos, Selim I y Suleimán el magnífico. También aparecen en el relato Boabdil (Muḥammad XII) el último rey moro de Granada; Fernando II de Aragón, rey de España y Francisco I de Francia, así como el pintor renacentista Rafael Sanzio y otros personajes de la época.

El libro está dividido en cuatro secciones, cada una organizada cronológicamente para dar la secuencia vital de León el africano. Cada una de esas partes está titulada con el nombre de la ciudad en donde se lleva a cabo la acción de la novela: Granada, Fez, El Cairo, y Roma. Pletórica de hipótesis biográficas y de episodios históricos, la novela discurre en el mundo del Renacimiento y en la declinación del Islam, mientras el Imperio otomano vivía la esperanza de restablecer la unidad de los musulmanes y amenazaba infructuosamente a Europa.

La novela explora las confrontación entre el Islam y la Cristiandad y la influencia mutua de ambas religiones en los pueblos en donde aún prevalecen.